poliamor

El poliamor es una forma de ver las relaciones distinta a la convencional. Existen varias ventajas que nos ofrece ver las relaciones de esta manera. Hay varios y diferentes colectivos de poliamor en el mundo. En la capital de España se organizan quedadas de manera habitual para conocer gente con los mismos intereses o, únicamente, con la curiosidad de conocer gente. Hay gente de todo tipo y clase social, homosexuales, heterosexuales, etc. Cada uno elige sus intereses pero, siempre, cumpliendo unas normas básicas aceptadas y respetadas por todos.

Vamos a ver de qué se trata la verdadera relación de poliamor de qué se trata. El rasgo característico principal es que uno se siente libre para hablar de todo y no tener ningún miedo a decir nada. Se pueden plantear cosas a las parejas que antes eran impensables porque, ahora, la confianza es total, mucho más que en las relaciones monógamas. Se conoce a las personas de una manera diferente, se saben cuáles son los límites de uno mismo. Y en la intimidad, evidentemente, es algo que resulta muy enriquecedor.

Pero en el poliamor no todo son ventajas, también hay inconvenientes. Como que la sociedad te juzgue. Parece mal visto todavía, ya que no están instalados en la sociedad estos tipos de relación. Pueden tacharte de promiscuo o promiscua. Por otro lado, pueden aparecer los celos de una de las parejas. Por eso, este tipo de relaciones no es para todo el mundo. Está especialmente desaconsejado para las personas que son muy celosas o sufren de inseguridades. También hay que tener en cuenta que el hecho de que seas polígamo no te justifica a la hora de cometer una infidelidad. Si mientes o engañas sin decírselo a tus parejas, sigues siendo desleal a ellas.

Si lo que quieres es experimentar cosas nuevas pero esto del poliamor no te convence mucho o no te encuentras preparado o preparada, hay muchas maneras de experimentar antes de llevar a dar este paso. Quizás te parezca difícil de entender este tipo de parejas pero no seremos nosotros los que ocupemos ni un solo seudo en juzgar a alguien que elige libremente su manera de ser feliz en la vida.