viagra femenina

Flibanserina es el nombre que le han puesto a la pastilla de color rosa que apuesta por devolver de nuevo el deseo sexual a las mujeres aunque, normalmente, se le llama viagra femenina. Se acaba de aprobar su comercialización en EE UU y, a partir de este mes, ya será una realidad para muchas mujeres. La aparición de la viagra convencional supuso una revolución para las relaciones sexuales de millones de parejas de todo el mundo. Era la solución de una manera temporal de la disfunción eréctil y puso el fin a un problema que muchos hombres sufrían con lógica. Ahora casi veinte años después parece que se puede decir que la viagra femenina es una realidad. La píldora rosa promete animar a todas y cada una de las mujeres que la prueben.

Aunque comúnmente se la conoce como viagra femenina, lo cierto es que a partir de mediados de octubre de este mismo años en Estados Unidos se la conocerá como Addyi. Es una sustancia cuyo objetivo es potenciar el deseo en las mujeres premenopáusicas que sufren el conocido desorden de deso sexual hipoactivo. Normalmente, como ha sucedió con la versión masculina, con el paso del tiempo vendrán mejoras hacia el medicamento que ampliará el número de mujeres que puedan utilizarlo.

Mientras la viagra masculina lo que hace es aumentar el flujo sanguíneo, la viagra femenina lo hace sobre el cerebro de las mujeres, aumentando los niveles de dopamina y noepinefrina y disminuyendo la serotonina. En sus inicios se investigó como un medicamento antidepresivo, aunque los estudios posteriores comprobaron que aumentaba de forma considerable el deseo sexual.

La idea de la viagra femenina no es nueva. La Administración para los Alimentos y Medicamentos que es la asociación estadounidense encargada de la aprobación negó su comercialización en dos ocasiones. Sin embargo, a la tercera ha dado luz verde a la viagra femenina, después de que un comité de asesores recomendara su aprobación para comercializarla.

Los pacientes y los médicos presciptores deben entender con total seguridad los riegos asociados con el uso de la viagra femenina antes de considerar el tratamiento, ya que su uso conlleva exponerse a algunos efectos secundarios.