cuarto oscuro

El cuarto oscuro es el punto de encuentro dentro de un entorno erótico, sensual y sexual, donde los participantes se reúnen para dar y recibir placer, desahogar sus instintos, vivir sus fantasías y deseos sexuales. Es una habitación con todas las rendijas y entradas de luz tapadas para propiciar, explorar y disfrutar responsablemente de encuentros sexuales anónimos, sin implicar ningún tipo de compromiso con los otros participantes. El cuarto oscuro es un lugar donde las sensaciones, la adrenalina, el anonimato, la complicidad y las emociones están a flor de piel. Es un lugar donde no puedes ver con los ojos, sino con las manos, la lengua o la imaginación. El gran encanto de estos lugares es el poder tener relaciones sexuales con una persona extraña, desconectando esa situación del resto de tu vida. El anonimato es una premisa básica en la motivación de la persona que quiera participar en actividades sexuales en este tipo de sitios.

El cuarto oscuro era una de las características de los bares de EE UU de ambiente gay en los años 60 y 70. Se ha ido extendiendo a otro tipo de lugares, como pueden ser los clubes de sexo, centros nocturnos o saunas. Existen tanto para heterosexuales como para homosexuales. Cuando están establecidos en algún bar también se les denomina, «cuartos traseros» o «cuartos negros». Los cuartos oscuros siguen teniendo bastante popularidad en muchos lugares de ambiente gay, especialmente en Europa y en muchos países occidentales.

La iluminación en el cuarto oscuro como hemos dicho anteriormente es escasa o nula, aunque en algunos sitios existe una luz muy tenue. Algunos cuartos oscuros incorporan luces rojas, azules o negras. Las paredes de estos lugares son negras o de colores muy oscuros. Carecen de cualquier mobiliario aunque, en ocasiones, cuentan con apoyos para la actividad sexual.

El tamaño del cuarto oscuro suele ser el suficiente para dos o tres personas. En algunos locales, puede comprender un gran área con laberintos, rincones o recovecos privados. Lo que sucede dentro de un cuarto oscuro desborda la imaginación. El abanico de actividades sexuales y conductas que realiza la gente es bastante amplio.