sexo en grupo

En las actividades de sexo en grupo, lo realmente importante es no aprovechar la reunión para convencer a tu pareja. En un grupo de sexo, esto no sería muy conveniente ya que alteraría los planes de todos los participantes. El grupo es para parejas convencidas de que quieren participar en el juego. Si todo queda claro desde el principio, evitaremos problemas con todos los demás participantes.

Si somos invitados a participar del sexo en grupo como espectadores con opción a participar, nunca debemos interferir ni pretender que el ritmo del grupo se adapte a nuestras necesidades. Si lo que estamos haciendo es observar únicamente y, de repente, sentimos el deseo de tocar a alguien, hay que tener en cuenta que esa actitud nos incorpora al juego, así que otros participantes pueden tener el deseo de tocarnos a nosotros. En ese momento dejamos de ser meros espectadores.

En un grupo puede ser aceptado que la mujer de la pareja se incorpore al juego sexual ella sola mientras su pareja sólo mira pero, a la inversa, es muy difícil que ocurra. En un grupo de sexo es posible seleccionar, pero lo que no se puede es pretender separar a la pareja elegida del grupo, se puede interpretar como una muestra de inmadurez.

El rechazo hacia otros participantes en un grupo donde la desnudez y la genitalidad es plena puede parecer complejo, pero existen señales que indican a los demás que no estamos dispuestos al intercambio, una caricia o un gesto delicado son suficientes para marcar los límites.

Nunca debemos llegar a una reunión de sexo en grupo e irnos de inmediato si los participantes no son de nuestro agrado. Hay que cumplir unas mínimas normas de respeto. Podemos compartir y conocer a los presentes y, posteriormente, cuando lo genital comienza a manifestarse, retirarnos. Las excusas sobran pero siempre con un poco de respeto.

No puedes acudir a una reunión de sexo en grupo con una pareja que no esté invitada sin antes informar al organizador. De la misma manera debes avisar de que no acudirás a la reunión o acudirás solo tú si es el caso. El organizador debe tener conocimiento de todo este tipo de cosas para poder solucionarlo.