mitos

A pesar de la gran cantidad de información a la que podemos tener acceso hoy en día, lo realmente cierto es que los expertos están aún convencidos de que aún tenemos mucho que aprender en lo que se refiere al placer físico. El conocimiento y entendimiento de estas cuestiones no sólo resulta necesario para proporcionar placer al cuerpo y porque el sexo sea una parte importante en la vida del ser humano, sino que también es necesario para cuidar nuestro organismo y mejorar nuestro estado de salud. Sobre la sexualidad existen varios mitos acerca de los cuales aún seguimos haciéndonos preguntas. Aquí intentaremos dar respuesta a algunos de estos mitos.

Uno de los mitos más comunes es pensar que los hombres tienen más necesidades sexuales que las mujeres. Aunque hay muchos hombres que hacen creer que están listos para practicar sexo durante las 24 horas del día, durante todos los días, en realidad ellos experimentan también fluctuaciones diarias de la libido como les ocurre a las mujeres. La disposición que tienen los hombres para tener relaciones sexuales se puede ver afectada por muchos factores similares a los que afectan al nivel de deseo de la mujer, como la dieta, la falta de sueño, el estrés o, incluso, la falta de armonía con la pareja. Sin embargo, las mujeres tienen unos factores adicionales que afectan a su libido, como el ciclo menstrual o se ven más afectadas que los hombres por otros factores como los emocionales o los estigmas culturales.

Otro de los mitos que están en la boca de todos es que a partir de cierta edad, el sexo ya no es importante. El sexo es un aspecto importante para la salud emocional y física, así como para el bienestar de adultos de todas las edades. Aunque la mayoría de las personas piensa que la disminución de la libido es una parte natural de la vejez, la pérdida del deseo sexual se puede relacionar también a las deficiencias hormonales, depresiones, efectos secundarios de medicación o a los cambios en las relaciones.

Y, por último, uno de los mitos con más historia detrás, ¿importa el tamaño? Las encuestas revelan que es la circunferencia y no la longitud el factor que más influye en el placer femenino. El 75% de las mujeres alcanza el orgasmo a través del sexo oral, en comparación al otro 25% que lo hace con la penetración.