preservativo

Un preservativo sirve para proteger de enfermedades de transmisión sexual y, para que el placer no disminuya, existe una oferta muy diversa y capaz de satisfacer todo tipo de gustos. El preservativo se inventó en 1880 y lo creó la empresa neumática Goodyear Tire & Rubber, su primer modelo era de caucho.

El preservativo es usado por, prácticamente, el 81% de jóvenes entre 15 y 24 años que mantienen una relación sexual con una nueva pareja. Aproximadamente 128 millones de preservativos se venden al año en España. Un preservativo estándar cuesta aproximadamente 0,75€.

El preservativo estándar se está sustituyendo, poco a poco, por otros modelos que doblan el placer. Texturizados, perlados o, incluso, con anillos vibradores, los preservativos se presentan cada vez más divertidos para hacernos olvidar su lado obligatorio.

Las papilas también se estremecen de placer. Se han creado todo tipo de preservativos con diferentes perfumes y colores. Algunos van más allá, con gustos inéditos como champán o chocolate. Si quieres saber dónde está el pene de tu pareja en todo momento  puedes ponerle un preservativo fluorescente.

Para que las relaciones sexuales duren toda la noche, los preservativos utilizan la alta tecnología. Existen, incluso, geles que reducen la velocidad del deseo y retrasan entre 10 y 30 minutos la eyaculación. También existe el preservativo extrafino que te permite gozar más aún de las sensaciones. Casi nos olvidamos de que lo llevamos puesto. Y, por supuesto, aunque el sexo de tu pareja sea diferente, ya sea mini o maxi, siempre podrá encontrar un preservativo que se adapte a su tamaño.

Antes de utilizar el preservativo debes comprobar su caducidad y que el preservativo ha pasado los controles de la CE. Rompe con delicadeza el envoltorio por un costado para evitar dañar el preservativo, colócalo cuando el pene esté erecto, aprieta la punta entre el pulgar y el índice para expulsar el aire. Desenróscalo a lo largo del pene.

En el caso de que se rompa el preservativo, tu pareja debe retirarse de inmediato. La relación carece de protección. Controla que durante el acto el preservativo se encuentra en su sitio, si tienes alergia al látex recuerda que existen preservativos antialérgicos.