sueños eróticos

La excitación fisiológica que se produce durante los sueños es un fenómeno que ha sido estudiado por sexólogos y científicos. A todos nos sucede que, mientras estamos durmiendo, experimentamos estados de excitación sexual que se manifiestan en los hombres y mujeres. Los sueños eróticos extraen imágenes directamente de nuestras vivencias. Por lo tanto, nuestros sueños están en constante vigilia y se alimentan de nuestros estados de ánimo y de las experiencias reales que vivimos todos los días. Además, los estudios realizados concluyen que nuestras preocupaciones son el punto de partida desde donde se empiezan a tejer los sueños.

Nuestra actividad onírica dice mucho de nosotros y de nuestra sexualidad. Los sueños eróticos pueden tener un efecto liberador porque nos permiten realizar nuestros impulsos más profundos o reprimidos. Nos permiten también localizar bloqueos eventuales y, por lo tanto, tratarlos para liberarnos de ellos. Tener estos sueños no significa necesariamente que los quieras hacer realidad. Tampoco un sueño tiene que ser malo, puedes soñar que hacer el amor con tu pareja de alguna forma romántica o nueva.

La habitación, en los sueños, es uno símbolo que podemos relacionar con la intimidad. Es el espacio privado que relacionamos con la pareja y con la sexualidad. Cuando es la cama la protagonista del sueño, quiere decir que, probablemente, necesitamos reencontrar la intimidad con la pareja. Si soñamos que compartimos la cama con otra persona no significa que no ames a tu pareja sino que refleja el deseo de cambiar la situación sentimental. Si la habitación está desordenada, quizás signifique que se está viviendo un momento de mucho caos en la vida en pareja. Si está oscura la habitación es el momento de recapitular y afrontar los deseos y algunas pasiones ocultas.

Si en nuestros sueños lo que aparece el es fuego, esto puede tener varios significados. Si existe un símbolo que se relacione con la pasión, es el fuego. Si es un fuego vivo en una chimenea, y lo estás mirando mientras haces el amor, es que tu vida sexual va viento en popa. si por el contrario, es un fuego pequeño y a punto de extiguirse, quiere decir que vuestra historia está titubeando. Hay que hacer un esfuerzo para intentar salvar la relación.