Masturbación femenina

No podemos ofrecer consejos únicos para lograr una buena masturbación, ya que cada cuerpo de mujer es diferente y sólo tú conoces tu cuerpo o, en su defecto, debes comenzar a conocerlo. Sin embargo, y si seguimos al pie de la letra los estudios realizados, la mayoría de las mujeres no se autoexploran para poder sacar el mejor provecho al 100% de sus posibilidades. Vamos a dar unas líneas a seguir para que puedas conocerte mejor, descubrir sensaciones nuevas y maravillarte cuando comiences a realizar ese maravilloso acto de la masturbación y, de esta manera, conseguir ser tu mejor amante.

La masturbación comienza en la adolescencia, a escondidas, y suele ser en la cama. Es un acto que se hace con sensación de estar haciendo algo muy malo, por lo que muchas niñas comienzan la masturbación procurando hacer muy poco ruido y no ser descubiertas. De esta forma, usan sólo sus dedos para explorar su zona genital, sin poder verla, solo sentirla.

El placer sexual no se encuentra únicamente en la vagina. Esta en todo el cuerpo. Mientras estés cubierta de piel, seguirás teniendo sensaciones. Alguién tuvo la genial idea de decir que el placer es genital, pero puedes descubrirlo tú misma. Recorre tu cuerpo con tus manos, desde los pies a la cabeza, siente cada parte de tu cuerpo tocándote. Siente si el placer aumenta cuando el toque es delicado o algo más fuerte. Caricias en círculos o en línea recta. Descubre lo maravillosa que eres. No sólo puedes tocarte, también puede pasar tu lengua por los lugares que alcances. Observa tus pechos y acaricia con una mano los pezones lentamente dibujando círculos mientras con la otra tocas tu sexo y te realizas una masturbación.

Ahora puedes coger un espejo, descubre cada parte de la vagina, separa los labios menores con los dedos hasta que veas el clítoris. Tócalo suavemente, debes ser muy cuidadosa con él. Tiene millones de terminales nerviosos que lo hacen muy sensible. Presiona muy suavemente. Puedes introducir los dedos para tocar las paredes vaginales y haz presión contra ellas. Estás disfrutando de la masturbación.

Para realizar la masturbación también puedes utilizar un dildo, con o sin vibración, y poder observar las zonas de tu cuerpo que más sensación te brindaban.