mujeres

No hay nada que duela más a las personas que la mentira. De hecho, cuando sucede, las mujeres nunca lo olvidan. La honestidad es la base de la pareja, por eso debe ser lo más importante. Es mejor la verdad aunque duela. También es muy importante en la relación dar la importancia que merece tu pareja. Las mujeres deben ocupar el primer lugar en la vida de cualquier hombre. Es normal que cada uno tenga una vida fuera de la relación, los amigos del fútbol, las cañas de después del trabajo, pero esto no significa que debamos estar con ellas cuando no tenemos más remedio. Debe ser al revés.

Qué despistados son los hombres. Nunca se dan cuenta del nuevo corte de pelo, del nuevo vestido, que han perdido algún kilo, las mujeres necesitan que les prestemos atención. En el tema sexual el tema se complica mucho más. Las mujeres tienen otro ritmo en el aspecto sexual. Es evidente que ellas tardan más en alcanzar el clímax que los hombres. Hay muchos hombres que cuando la relación avanza en el tiempo y ya existe mucha confianza, empiezan a ir a lo suyo y no hacen nada para satisfacer a su chica. Por favor, paciencia y calma en la cama.

La mujeres muchas veces tienen una actitud callada o con pocas ganas de hacer nada. Eso no significa que estén enfadadas ni que vaya mal la relación. Muchas veces necesitan tiempo para ellas mismas, para pensar en sus cosas. Las mujeres cuidan mucho la higiene personal, por eso en sus parejas piden lo mismo. Por lo general no quieren tener de pareja un obseso de la moda, pero les gusta que se cuide un poquito, que se arregle y no salga a la calle con cualquier cosa, que se afeite y que se perfume. En fin, que se ponga guapo para ella.

Aunque pueda parecer un poco antiguo regalar flores o bombones, a las mujeres en el fondo les gusta lo clásico en el amor. También aunque el regalo te parezca un poco cursi, ellas estarán encantadas de recibirlo. Al final, este pequeño detalle puede ser la clave para no perder nunca la ilusión.