Beso

¿Conoces el famoso beso francés? Este beso ha dado una reputación increíble a los amantes franceses en todo el mundo. Pero atención, ya que este no es el único beso, existen otros muchos tan deliciosos como éste. Desde la técnica a utilizar, hasta lo que se debe evitar, he aquí una revisión de los detalles para los momentos más tiernos.

El beso es un preliminar muy amoroso. Nos gustamos mutuamente, nos seducimos y, después de todo esto, pasamos a besarnos. Este es el ritmo de todos y cada uno de los romances. Un beso tierno y delicado para empezar, un beso largo después y entonces ya llegan los besos de verdad, los que hacen que te derritas, los sensuales, los eróticos, los que realmente te excitan. Más que una prueba de afecto se trata de una fuente de placer intenso que se comparte con la pareja y que permite una verdadera unión entre los dos. Desde siempre y en cualquier tipo de lectura, el arte de besar ha ocupado un lado privilegiado en los preliminares del amor.

La historia del beso no es muy larga, al principio hablábamos de un simple beso que, poco a poco, se ha ido transformando y refinando en besos en la mano, en la frente hasta el día de hoy que hemos llegado a besos en la boca, con o sin lengua.

Existen muchas modalidades de beso dependiendo de la zona donde nos encontramos. Los indios del Amazonas se sorprenderían al ver que en la actualidad nos besamos en la boca, ya que consideran una acción fuera de lugar. En cuanto a los pueblos africanos, consideran que besar en antihigiénico y que les puede privar de su alma y de su vida. Algunas mujeres Majas de África ecuatorial tiene el labio superior perforado con un disco para imposibilitar los besos, los cuales son sustituidos por los puños. Los hombres aprietan el pulgar de las mujeres como muestra de afecto. Los esquimales, se huelen de forma cariñosa o se sacan la lengua, es la manera de demostrar respeto o la de haceser un gesto de seducción.