Masajes eróticos

Los masajes eróticos siempre son una opción recomendable para liberarte del estrés acumulado en el cuerpo y en la mente durante la rutina diaria. Aprender a hacer masajes eróticos y practicarlos en pareja puede ser el primer paso para probar cosas nuevas y hacer que las relaciones sexuales con la pareja sean más satisfactorias y excitantes. Una de las quejas más frecuentes en las relaciones es el poco tiempo que se dedica a las caricias y a los preliminares, de manera que, finalmente, se convierten en algo rutinario y aburrido. Comienza por elegir una música adecuada que cree un ambiente íntimo y sensual, para iniciarte en el mundo de los masajes eróticos.

Una vez que se haya creado el ambiente idóneo, bajando la intensidad de la luz, buscando la temperatura agradable, poniendo una música sexy y relajante, debes tener a mano aceites y cremas. Calienta las manos y elige la zona por donde quieres comenzar el masaje a tu pareja. A continuación te damos una serie de consejos para que mejores tus masajes eróticos.

Puedes comenzar por los masajes eróticos en la cabeza. Tu pareja debe estar tumbado o tumbada de espaldas, con la cabeza apoyada sobre una almohada o cojín. Coloca tus rodillas detrás y comienza con la frente, haciendo un suave recorrido con tus dedos desde la nariz y ve hasta el nacimiento del cabello, alternado las manos. Repite varias veces este movimiento, variando la presión. Para finalizar pon las palmas de las manos sobre las sienes y mantén una pequeña presión durante un par de minutos.

Las caricias realizadas en estos tipos de masajes estimulan el centro energético. De esta manera conseguirás que se relajen las tensiones y lograrás un profundo sentimiento de bienestar. El mejor momento para realizar los masajes eróticos en la cabeza es a primera hora de la tarde. Es recomendable realizarlo de una forma muy suave, ya que será el inicio de una serie de masajes con mayor carga erótica.

Aunque no tengas experiencia en masajes eróticos, este tipo de masaje es muy sencillo de realizar, además de muy rápido y podrás familiarizarte poco a poco con el contacto físico mutuo.