annilingus

Si estamos pensando ahora mismo en alguna práctica sexual que nos parezca tabú, seguro que estamos pensando en el annilingus o el beso negro. Esta es una de la prácticas sexuales que más polémicas provocan, pero también puede resultar muy placentera, si se hace de la forma correcta, con higiene, confianza y sobre todo con amor. El sexo cada día debe resultar una nueva aventura. Para muchas parejas esto termina siendo una práctica monótona donde siempre se hace lo mismo, misma postura, mismo lugar y mismo final. Pero hay cosas más allá, el annilingus puede convertirse en un perfecto preliminar del sexo anal.

El annilingus es una práctica sexual en la que se ponen en contacto la boca y el ano. Se trata de utilizar los labios, la lengua y la saliva para estimular esta zona de la pareja y hacerla alcanzar un enorme placer. Este placer se obtiene gracias a las innumerables terminaciones que existen el esta zona, se obtienen una especie de cosquilleo placentero similar al de la falación o el cunnilingus.

El annilingus puede resultar desagradable para muchas personas por razones obvias, pero también puede resultar muy placentera si se hace dentro de un marco de confianza y respeto mutuo en la pareja. Como en cualquier práctica sexual, la comunicación en este sentido es primordial, ya que al no ser algo habitual en las relaciones sexuales, es posible que una de las partes de la pareja no se encuentre muy a gusto en este tipo de prácticas. De todas maneras, es importante también desmitificar los riesgos que se le achacan, con una buena higiene y confianza plena en la pareja, no presenta mayor riesgo que cualquier otra práctica sexual ralizada sin preservativo. Por lo que es recomendable hacerlo con alguien de total confianza.

También tenemos que saber que el annilingus es una excelente manera de dilatar el ano y prepararlo para una posterior penetración.Los movimientos continuos de la lengua hacen que la zona se vaya relajando y se prepare para recibir el pene, por lo que si eres un habitual del sexo anal, el beso negro seguro que te gusta.