pareja

¿Se está apagando la llama del deseo en la pareja? ¿Hace falta más emoción para excitaros? Debes probar cosas nuevas con tu pareja para que la chispa vuelva a surgir y volváis a ser los mismos que cuándo comenzásteis la relación.

Las mujeres que se masturban habitualmente tienen más posibilidades de llegar al orgasmo. Si conoces tu cuerpo, conseguirás el control de tus orgasmos. Un buen comienzo puede ser empezar a masturbarte delante de tu pareja, seguro que no vas a terminar sola.

La mejor manera de repetir un orgasmo es pedirle a tu pareja que empiece practicando sexo oral antes de la penetración. La mayoría de las mujeres y de los hombres llegan al orgasmo con el sexo oral. Esta combinación de estímulos diferentes y repetidos es infalible. Un amante que posea una buena técnica lingual tiene la clave del placer en los hombres y las mujeres.

Cada postura provoca un tipo de fricción distinta sobre las íntimas partes de cada uno. Combinando diferentes posiciones se puede llegar a estimular diferentes zonas que nos llevan directamente al orgasmo. No se trata de hacer una por una todas las posturas del kamasutra con tu pareja, sino de dejarnos llevar por la imaginación y el placer.

Renueva tu ropa, es hora de cambiar el viejo pijama de franela y los calcetines de estar por casa. Tira toda esa ropa interior que no te parezca sexy y cómprate ropa que te siente bien por el día y te convierta en una femme fatale por la noche. Verte tú más sexy te hará complacerte a ti misma pero además hará que tu pareja empiece a mirarte con otros ojos.

Si no te apetece salir de casa, prepara una cenita romántica para tu pareja. elige una buena música, un atuendo sensual, un buen vino y déjate llevar por el ambiente.

Haz el amor con tu pareja en todas las zonas de tu casa, esto evita que caigas en la monotonía y en el aburrimiento. Es una manera de improvisar, cógelo en la cocina mientras preparas la cena, en el baño mientras se está arreglando tu chica, mientras uno de los dos está viendo la televisión acósale. Volverá tu relación mucho más apasionada.