punto G

¿Quieres conseguir que tu chico grite de placer? Entonces debes conocer todo sobre el punto G masculino. No sólo las mujeres tienen punto G, los chicos también lo tienen, y cuando lo descubres, las sensaciones son explosivas. La mayoría de la gente desconoce este lugar secreto porque está situado en un lugar donde no todo el mundo está dispuesto a ir.

La mayoría de las mujeres pueden localizar su punto G, pero conseguir encontrar el de tu pareja es otra historia. El punto G de un chico, también es conocido como el punto P, es una glándula prostática. Ésta glándula responsable de producir la mayoría del semen, pero también una de las zonas erógenas más sensibles. Puedes localizarlo unos 7 centímetros dentro del ano de tu pareja, cerca de los genitales. El tamaño es parecido al de una nuez y sentirás una zona que parece un bache.

Intenta encontrar el punto G de tu pareja mientras practicas sexo oral, para que el esté relajado y excitado. Así que, mientras estás haciéndole disfrutar por delante, intenta centrar toda la atención con tus manos en su parte de atrás. Intenta masajear toda la piel que está entre su ano y sus testículos, es una zona extremadamente sensible, por lo que es una manera perfecta para prepararle. Después mueve tu dedo alrededor de su ano, con un poco de lubricante será más fácil introducirlo.

Introduce el dedo unos 7 centímetros hasta que encuentres una pequeña nuez, cuando llegues allí estarás en el lugar concreto. Al principio será una sensación extraña, pero no tardaréis en disfrutarlo. Tienes que saber que es probable que tu chico alcance el orgasmo muy rápido cuando encontréis el punto G.

Una vez dentro mueve los dedos suavemente, haz los mismo movimientos que haces para estimular tu propio punto G. Hazlo suavemente y tómate tu tiempo, haz la misma presión y velocidad como si fuera el tuyo, pero comienza despacio. En este momento estás en el lugar correcto, quizás puedas usar algunos juguetes como tapones anales o masajeadores de próstata para divertiros en pareja.