píldora

La píldora es el método anticonceptivo más utilizado actualmente. Resulta bastante eficaz, pero algo incómodo para el día a día. Inventada en 1956, la píldora es un anticonceptivo que se toma por vía oral en forma de comprimido. Está formada por estrógenos y progesterona e inhibe la ovulación. Si la tomas estás protegida contra el embarazo pero no contra las enfermedades de transmisión sexual. Únicamente se puede tomar bajo prescripción facultativa y es fiable prácticamente un 100% si la utilizas correctamente.

La píldora se presenta en un formato de 21 pastillas. tienes que comenzar a tomarla el primer día de cada menstruación. Tomar un comprimido cada día y sobre la misma hora, hasta finalizar con las 21 pastillas. Cuando termines te vendrá el periodo. Descansas de tomarla una semana y vuelves a empezar a tomarla como anteriormente. Si quieres que sea un anticonceptivo fiable es mejor tomar el comprimido a la misma hora y no olvidar ninguna toma.

Existen diferentes tipos de píldoras, con una composición hormonal diferente y dosis distintas. Por un lado está la píldora estroprogestativa, que contiene dos tipos de hormonas. Las dosis varían según el tipo de píldora. Las que mejor se toleran son la que tienen una microdosis de estrógeno, una hormona que provoca varios efectos secundarios. Por otro lado tenemos la micropíldora progestativa que está compuesta únicamente de progesterona y se receta sólo en el caso de riesgo cardio-vascular, hipertensión arterial o flebitis, entre otros.

Si te olvidas en un margen de 12 horas, toma inmediatamente la píldora que has olvidado y continúa tomando las demás con normalidad. Si te pasas de las 12 horas, toma el comprimido. La anticoncepción ya no está asegurada, por lo que tendrás que aplicar otros métodos como el preservativo.

Si la dosis de la píldora no se adapta bien al paciente, son numerosos los posibles efectos secundarios: aumento de peso, sangrados, dolores de cabeza, sensibilidad en los pechos, etc. Es mejor optar por otra que se adapte mejor.

No se puede tomar la píldora en casos de hipertensión, colesterol, algún tipo de cáncer o diabetes. Para finalizar, si eres fumadora, a partir de los 35 años es mejor que utilices otro método.