sexo tántrico

Hemos escuchado muchos rumores sobre el sexo tántrico, relaciones interminables, masajes sexuales que controlan nuestra mente y, cómo no, orgasmos increíbles a los que llegamos mediante unas perfectas técnicas de meditación. Pero, ¿realmente es cierto que se consigue todo esto con el sexo tántrico? Si eres una mujer que aspira a un sexo mejor, más íntimo y que le produzca más placer, es posible que estas técnica sean la forma de cumplir las expectativas sexuales.

El secreto en el sexo tántrico reside en una serie de técnicas para prolongar en el tiempo el éxtasis sexual y mejorar los niveles de satisfacción. El Tantra cree que para llegar al clímax de excitación sexual de forma natural, el centro debe ser el interior de tus deseos sexuales.

En el sexo tántrico es imprescindible mantener el contacto visual con la pareja, esto puede llevar a la pareja a experiencias muy intensas. Una de las formas más rápidas para aumentar el placer sexual es mirar a la pareja a los ojos, intentando entender qué es lo que siente. Es posible que al principio os de la risa, pero tranquilos es cuestión de acostumbrarse. Concentrarse en los pensamientos y disfrutar la experiencia. Es recomendable mirarse a los ojos en el momento en el que se alcance el clímax.

Otro de los puntos importantes en el sexo tántrico es explorar la sensualidad de tu pareja mediante el juego de las caricias sobre vuestros cuerpos. Sentir el tacto de la otra persona puede ser la clave para alcanzar el orgasmo. Hay que estar totalmente concentrada en lo que estamos haciendo, intenta no pensar en otra cosa que no sea el aquí y el ahora.

El mejor de los consejos para practicar sexo tántrico es centrarse en lo que quiere tu pareja y como vais a alcanzarlo. Por ese motivo, debes ser consciente de las zonas del cuerpo en las que estás tocando a tu pareja, pero sobretodo tienes que tener claro cuál es tu intención.

El sexo tántrico no únicamente mejora la parte física de las relaciones. Es sobre todo, un impulso hacia una nueva experiencia emocional y sensorial.