posturas

Es de sobra conocido que se dice que las mujeres lo tienen más difícil que los hombres para alcanzar el orgasmo. Hay estudios que demuestran que únicamente el 30% de las mujeres alcanza el orgasmo a través de las relaciones sexuales con su pareja. No te preocupes, si no lo alcanzas pronto podrás disfrutar de orgasmo espectaculares gracias a algunas posturas con las que será mucho más fácil alcanzar el clímax. Para que estas posturas funcionen, es muy recomendable que antes juegues con tu cuerpo y pruebes contigo para identificar la mejor manera para que tu pareja te excite. De esta forma, cuando estéis juntos, puedes ir guiándolo por esas partes de tu cuerpo que más te excitan.

Esta posición se denomina balancín. La mujer se sitúa encima y balancea su cuerpo sobre el de su pareja. Es una de las posturas más recomendable para que la mujer alcance el clímax, porque es ella la que tiene pleno control sobre tu cuerpo y los ritmos. En esta postura, la pareja puede cruzar las piernas o estirarlas completamente. Él se inclina hacia atrás mientras ella se coloca encima, coloca sus piernas alrededor y lentamente baja y sube.

La amazona es una de las posturas más recomendables si lo que queréis es probar a mantener sexo en otros lugares de la casa que no sean la cama. En una silla sin respaldo, asegurándonos de que él tiene los pies en el suelo porque si no sería muy difícil guiar los impulsos. Los dos han de mantener la misma posición pero, mientras el chico está sentado en la silla, ella está apoyada en sus muslos. Lo demás, ya sabes como va.

El clip es una de las posturas más eróticas para los dos. Ella se tiene que colocar encima del chico pero, en esta ocasión, inclinando la espalda hacia atrás. Ella debe estar a horcajadas sobre él y el chico, con las piernas estiradas. De esta manera, el clítoris está muy expuesto, por lo que la pareja puede estimular esta parte de su anatomía y ofrecer una nueva sensación extra a la de la penetración. De esta manera todo se vuelve mucho más fácil.