sexo por la mañana

La leyenda urbana dice que la mayoría de los chicos estarían practicando sexo todo el día si fuera posible. Pero hay un momento en el que se mueren especialmente de ganas. Como es sabido, los hombres suelen tener su pico de máxima excitación a primera hora de la mañana. Existe una razón biológica por la que el sexo por la mañana es el preferido por los chicos. Se trata del momento del día en el que aumentan los niveles de testosterona. Además de este fenómeno hormonal,  la mayoría de los varones se levantan tremendamente excitados como consecuencia del aumento de circulación sanguínea en el pene que tiene lugar durante toda la noche. Cuando un hombre tiene elevado el nivel de testosterona y, además, está descansado, cuenta con más energía para practicar sexo, lo que puede ayudarle a que la sesión de sexo sea más larga.

La clave está en olvidarse de esta desgana que se tiene por la mañana y empezar a disfrutar también. Un rápido aseo hará que los dos estéis más despiertos y preparados para la acción.Que él esté como una moto no significa que ella también lo esté. No necesariamente los dos tenéis que tener la misma energía por la mañana. Así que lo mejor es optar por las posturas que más fáciles os resulten. La cucharita es una postura ideal para este momento del día. Muchas parejas suelen dormir en esta posición, por lo que resultará una tarea si cabe aún más fácil. Situado detrás de ella podrá a la vez acariciar sus pechos y su clítoris.

Si quieren cambiar, también pueden modificar esta postura. Una vez que estén tumbados de frente pero de lado, ella colocará las piernas por encima de sus caderas y se colocará perpendicular a él. Esta postura en forma de «T» facilita la penetración y, además, suele ser perfecta si aún no han tenido tiempo de cepillarse los dientes, ya que las caras no se encuentran frente a frente. Además, él se encuentra situado en el ángulo perfecto para estimular el punto G. A esto sí que se le llama empezar el día con el pie derecho.