Al erotismo lo solemos relacionar con la sexualidad y sus placeres, aunque tiene que ver tanto con el cuerpo como con la psique. Para el Dr. Eusebio Rubio, experto en salud sexual, el erotismo es la dimensión humana que resulta de la potencialidad de experimentar placer sexual y, aunque tiene niveles de manifestación biológica, son sus componentes mentales lo que hacen de él una característica específicamente humana.

Por norma general, el erotismo se relaciona con las experiencias sexuales, con la penetración en particular, se condiciona al amor, cuando en realidad se puede tener una experiencia erótica en contextos no amatorios, incluso sin la presencia de una pareja.

El Dr. Barrios, sexólogo clínico y psicoterapeuta de la Asociación de Caleidoscopía, agrega que, si bien el erotismo tiene muchas bases fisiológicas, está sujeto a procesos de aprendizaje a lo largo de la vida. Los estímulos que desencadenan las respuestas sexuales humanas son innumerables, la mayoría de ellos con una percepción subjetiva de las vivencias individuales, matizados por una serie de emociones y motivaciones.

El erotismo como expresión del ser humano puede ser concebido como una manera especial de comunicación y trasciende al individuo y a la pareja para manifestarse en la literatura, la plástica, la música o el cine.

El erotismo está altamente relacionado con el auto conocimiento y el estudio de las sensaciones. Para otros especialistas en sexualidad humana, una persona que reconoce sus sensaciones y que las vive como algo totalmente natural y sin culpa tiene orgasmo mucho más satisfactorios, los cuales son necesarios y saludables pues ayudan a producir hormonas indispensables para el sano desarrollo del ser humano.

En contra parte al erotismo, el desconocimiento hacia nuestro propio cuerpo es el responsable de disfunciones como eyaculación precoz y anorgasmia. Cuando un niño llega a la adolescencia y se masturba, lo hace de manera rápida porque creció con la errónea idea de que los que hace es malo, sólo estimula su glande para lograr la eyaculación y no explora sus sensaciones.

Más adelante, cuando está con una mujer, la ansiedad por penetrar no le deja explorar el cuerpo de su pareja y cuando penetra eyacula precozmente. El erotismo incluye, unifica, totaliza y humaniza lo sexual.