pareja

Dicen que después de la novedad de los primeros meses de relación, en los que todo nos parece perfecto y nos vemos los defectos de nuestra pareja, las cosas comienzan a cambiar cuando la monotonía hace acto de presencia. Siempre los mismos planes, las mismas conversaciones, los mismos horarios, los mismos hábitos sexuales. ¡Es el momento justo para realizar un cambio! Las dos partes tienen que poner un poco. La chica, la originalidad y la dulzura y el chico, el lado más salvaje y aventurero, o al revés. Lo importante es intentar salir de la rutina que está acabando con aquello tan bonito que os hizo sentir verdadera atracción física del uno hacia el otro. Antes de ser una pareja aburrida que se mueve prácticamente por inercia, aprende a mirar la relación con una nueva perspectiva.

La comunicación es importante para que la pareja sepa en cada momento qué es lo que esperáis de la relación y en qué punto estáis cada uno. Quizás a ti te ha empezado a agobiar la monotonía y él ni siquiera se ha dado cuenta y se siente cómodo es esta situación.

Una escapada puede ser la clave para huir de la rutina de pareja. No hace falta que sea el viaje de vuestros sueños, quizás un viaje romántico a una casa rural de montaña o unos días en un balneario puedan ser opciones asequibles y fáciles de llevar a cabo en un sólo fin de semana.

El consejo es organizar una escapada para desconectar de la rutina, dos días sin ajetreos diarios, niños, transportes o trabajo devolverán la alegría a tu pareja. Tendrás la ocasión de pasar más tiempo con tu chico y sin nada que se interponga. Tomaros este break en la rutina diaria como una segunda luna de miel. Incluso, si tienes tiempo y algunos ahorros, puede ser el momento de planear ese viaje que os hubiese encantado hacer en su momento y que por falta de tiempo o dinero no pudísteis llevar a cabo. Seguro que el viaje, los nuevos paisajes, la novedad y la ilusión devuelve la chispa que había perdido tu relación.