tantra, tánntrico

El Tantra no únicamente mejora la parte física de tus relaciones. Es. sobre todo, un impulso a la experiencia emocional y sensorial: significa que debes saborear, tocar, ver, oler y escuchar. Es muy importante que ambos miembros de la pareja exploréis las sensaciones que vais creando en el cuerpo del otro y la manera natural en la que reaccionan vuestros sentidos. En una sesión de sexo tántrico es necesario crear una atmósfera relajada, íntima y alcanzar una experiencia sexual a otro nivel. Por ejemplo, jugar con una venda y abrir el abanico de posibilidades para estimular el resto de los sentidos. También el sexo tántrico está abierto a jugar con aceites corporales con olores, poniendo música de fondo o introduciendo algo de comida para potenciar la experiencia.

¿Tener un orgasmo con todo tu cuerpo? Parece extraño pero hay una manera de conseguir que todas las partes de tu cuerpo se exciten. Una de las formas de conseguir este tipo de orgasmo es practicar para construir una energía erótica que os mantenga cerca del clímax y dejar que poco a poco se vaya desvaneciendo. Pero no todo queda ahí: puedes jugar a alcanzar varias veces esa energía cercana al orgasmo y usar tu respiración y el poder de tus impulsos para propagar toda la energía por el cuerpo. En las sesiones de sexo tántrico se suele jugar con esta tensión tanto tiempo como quieras, es una especia de reto para ver cuanto se aguanta. Manten a tu pareja en ese punto cerca del orgasmo, con palabras, pero sin dejar que llegue a él. Cuando finalmente alcances el orgasmo, sentirás fuertes y placenteras contracciones en diferentes partes de tu cuerpo.

El sexo tántrico es una vía para llegar al orgasmo de la mejor manera posible. De hecho, el proceso completo requiere la máxima concentración en el camino y dejar de pensar en la meta para llegar a conseguir el nivel más alto de satisfacción en tu relación. En ocasiones ponemos demasiado énfasis en el resultado final y descuidamos la diversión y el placer que nos provoca la forma de llegar hasta él.

Si continuamente persigues la posibilidad de llegar al clímax, terminaréis aburridos de hacer las mismas cosas siempre. Prueba cosas nuevas y el resto vendrá de forma natural, sino logras disfrutar al 100% del sexo tántrico, intenta innovar con tu pareja de otra manera, es sexo es diversión.