mujeres

Aunque continúa siendo un tema tabú, incluso entre muchas mujeres, esto se tiene que terminar. Las mujeres son libres de explorar su cuerpo al igual que los hombres hacen lo mismo con el suyo. La masturbación aporta una serie de beneficios que, por sí mismos, dan motivos para practicarla, por si el placer no fuera suficiente. Los datos lo demuestra, en un test realizados sobre gustos femeninos, tan sólo el 13% de las encuestadas afirmaron que la masturbación es una práctica sólo para los hombres.

Por lo tanto, igual que antes habíamos dicho, habrá lógicamente mujeres que no se masturben, pero es intolerable que lo contrario sea más visto. De hecho, si muchos de los juguetes eróticos parta mujeres existen, será porque a ellas les gusta masturbarse.

Otra falsa creencia es que a las mujeres no les gusta el cunnilingus, lo que puede derivar en que a algunas no se lo han practicado todo lo bien que se debería. Es similar a aquellas que nunca a sentido un orgasmo.

Si una mujer no lubrica de manera natural es porque no quiere practicar sexo. Es otra de las falsedades que, en ocasiones se dan por ciertas sin más. No tiene por qué. Existen varias causas de sequedad vaginal en las mujeres. Tenemos que tener en cuenta el estrés, las modificaciones hormonales, la edad, etc. La mayoría de las veces, la falta de lubricación vaginal no tiene que ver con el deseo. Piensa que es parecido a cuando los hombres sufren un gatillazo. Normalmente, no es por falta de ganas. Afortunadamente, hay muchas formas de despertar el deseo, desde una cena romántica a unas caricias pasando por alguna novela erótica que despierte nuestra imaginación.

Las mujeres no necesitan amar para mantener relaciones sexuales. Hoy en día, ellas viven mucho más abiertamente su sexualidad y por lo tanto, lo que antes muchas mujeres querían hacer y no se atrevían, ahora lo hacen sin problemas. Igual que hay personas a las que el sexo sin amor no las llena ni las hace felices, hay otras que disfrutan de una noche de sexo con alguien con quien no tienen confianza o acaban de conocer. No hay nada de malo, una vez más que cada uno haga lo que quiera dentro del consentimiento y el respeto.