striptease

¿Qué mejor que un striptease para excitar a tu pareja y disparar su libido? Ver como desaparece tu ropa al ritmo de un baile erótico, seguro que le pone a mil. Sigue nuestros consejos y algunas técnicas para ser una experta en el arte del striptease con toda tu sensualidad.

Convertir algo tan cotidiano como desvestirse en un acto de seducción no requiere de mucha maña. Ambientar la ocasión es fundamental, una buena música, luz tenue… ya sabes, una situación especial. Todo lo que indique que esta noche vais a terminar debajo de las sábanas. La clave de un buen striptease es moverse con decisión y sensualidad, sin parecer muy torpe y sin que los botones de la camisa nos den problemas.

Practicado en los clubes de noche, el striptease proviene del inglés strip , desvestir y tease, excitar. Es un espectáculo de baile erótico, en el que la mujer o el hombre se desviste lentamente, retirando una por una sus prendas al ritmo de una música sensual. Cuanto más ropa lleve la bailarina, más durará el striptease. Porque este baile es un preámbulo perfecto para los mimos y no se necesita ser una profesional para llevarlo a cabo. Tú también puedes encender a tu hombre en la intimidad.

Opta por algo de ropa muy sexy y sencillo de quitar, falda con cremallera, blusa para desabotonar. Elige una música lenta y con acordes sensuales. Crea una atmósfera sexy y disimula los pequeños defectos que tengas. Coloca al espectador del striptease en un sillón, si quieres ser más «mala» espósalo para amenizar el espectáculo.

Durante el striptease mira a los ojos al espectador, no pierdas su mirada. Juega con tus manos, acaricia las partes de tu cuerpo sobre las que quieras que centre su atención. Tras bailar un minuto, empieza a desnudarte. Siempre empieza quitando la parte de arriba. Juega con la ropa que te vas quitando. Según te vayas desnudando acercarte a tu espectador y rózalo.

Si siguen estos consejos cuando realices tu striptesase tu chico no va a poder resistirse. No olvides que los preliminares tienen mucha importancia, un baile erótico mientras te desnudas es la mejor manera de empezar.