Existe el mito de que los hombres están siempre predispuestos a practicar sexo. Eso no es nada más que eso, un mito. Ellos, al igual que ellas, tienen sus momentos. La forma de vida actual que llevamos, siempre corriendo a todos los lados, las múltiples obligaciones que siempre nos dejan exhaustos a cualquiera, tanto ellos como ellas, pueden hacer que sintamos menor inclinación a la sexualidad.

El resultado de todo esto es la ausencia de relaciones sexuales que, aunque sea de forma involuntaria, afectan a la pareja y lo convierten en un problema serio a largo plazo. Tenemos que aprovechar los momentos en los que ambos estamos dispuestos para practicar sexo, ya que es muy importante en las relaciones, porque acerca a la pareja, porque sube la autoestima de cada uno de los miembros de la pareja, porque hace recuperar la pasión que parece que hay veces que hemos olvidado por el estrés, el cansancio y los problemas diarios.

Para conocer el cómo y el cuándo lo más importante es conocer los mejores momentos para ellas igual que para ellos, y no dejar pasar el tiempo, ambos tenemos que estar dispuestos a disfrutar y saber que practicar sexo es algo tan importante que no debemos ni queremos dejarlo pasar.

Cuando ya conozcamos cuáles son los mejores momentos para practicar sexo, podremos organizar nuestra vida, de manera que dejemos espacio de tiempo para la pareja, y aunque en ese tiempo que estemos solos y relajados no haya sexo, si existirá complicidad, pues el sexo no es algo que se pueda programar de forma obligatoria.

Sabemos las ventajas que produce practicar sexo, libera estrés, nos hace segregar endorfinas que nos hacen sentirnos más atractivos ya que promueven el buen humos, además de mantener viva la llama de la pasión y la relación durante más tiempo y con otra alegría.

Los varones suelen tener las mejores erecciones durante el amanecer, por eso se despiertan siempre dispuestos a practicar sexo, es cuando los niveles de testosterona son más altos. A mujeres y hombres les mejorará el día y si luego las rutinas nos alejan durante el día ya habremos compartido ese momento. Para las chicas es mejor cuando se sienten relajadas, cuando llegan a casa después del día de trabajo.

Estas reglas no se deben cumplir a rajatabla, por la mañana, por la noche, una velada romántica, debemos aprovechar cualquier momento del día que nos lo permita, porque practicar sexo es imprescindible para mantener una relación de pareja saludable.