deporte

¿Practicas algún deporte? ¿Te gusta machacarte en el gimnasio? Entonces sabrás que cuanto más ejercicios practiques, más disfrutarás con tu pareja en la cama. Ahora bien, si no te decides a apuntarte al gimnasio, piensa en practicar cualquier tipo de deporte. No sólo por salud o estética, más bien porque tiene otra ventaja bastante interesante que seguro no conocías: el sexo.

Porque hacer el amor con tu pareja te ayudará también a quemar calorías además de pasártelo bien y disfrutar de ello. Prueba a ir al gimnasio por la mañana y mantener relaciones sexuales por la noche, ¡verás los resultados!. El sexo y el deporte aumentan la producción de endorfinas, que son las hormonas de la felicidad. Otro aspecto importante a conocer es que al realizar ejercicio físico aumentan los niveles de dopamina, que aumenta el deseo sexual, y también disminuyen los niveles de cortisol que impiden salir a flote las hormonas sexuales.

Si tienes un entrenamiento duro al día siguiente o una competición, no rehuyas de pasar una buena noche. Te ayudará a elevar tu energía y ánimos que te facilitarán la tarea al día siguiente. Muchas veces pensamos que el sexo y el rendimiento deportivo no van de la mano, pero hay teorías que desmienten que practicar sexo un día antes de practicar deporte influye positivamente en el rendimiento.

El ejercicio físico es una buena respuesta ante el deseo sexual. Sí no tienes muchas ganas o no te apetece, prueba a realizar algo de ejercicio antes. Verás como al terminar vas a tener ganas de hacer algo más. Pero ojo, no vale con un día suelto, tienes que practicar deporte de forma habitual.

Intenta realizar cualquier tipo de deporte con tu pareja. Mejorarás la unión y la confianza, además de tener cosas que compartir y mejorar. Como idea, probad a realizar cualquier circuito de fuerza en casa con el propio peso corporal por unos 20 minutos y después ducharos juntos. Eso sí, aseguraros de hidrataros bien. También podéis probar a realizar estiramientos o posiciones de yoga de una manera más especial. El trabajo de flexibilidad puede ayudar a recuperar mejor.