chico

En el comienzo, no expongas mucho sobre ti misma. Los hombres encuentran fascinante el misterio en una mujer, ya que les permite imaginar miles de cosas. La imaginación es el arma más poderosa en el juego de la seducción. La curiosidad que el chico sienta por ti desencadenará su posterior interés en conocerte. Es un realidad psicológica que el contacto humano nos hace sentir mejor.  Además,  proporciona mayor cercanía a las demás personas. Cuando roces o toques directamente al chico, crearas un vínculo con él. Aprovecha, de forma sutil, que hablas con él para tocarlo. Rozarle las manos, una palmada en el hombro o una caricia en el brazo.

Las mujeres sin complejos y naturales enamoran a los hombres. Muestra lo maravillosa que eres. Déjale saber algo interesante y divertido de tu vida. También muestrale lo feliz que te encuentras contigo misma. El chico debe sentirse celoso de tu tiempo libre y de la seguridad que tienes. Debe sentir la necesidad de querer compartir más momentos junto a ti.

Relájate, no finjas y sé tu misma. De una manera sutil hazle sentir que una mujer como tu necesita un chico como él.

En muchas ocasiones es mejor callar, escuchar y hacer sentir a tu chico que le presta toda la atención. Averigua qué le gusta hacer, cuáles son sus aficiones, sus sueños, etc. La única manera de compartir pensamientos es saber como piensa y cuáles son sus motivaciones, para vivir juntos emociones y experiencias.

Para ir desarrollando la relación y que se vaya afianzando es importante que sepas si tenéis intereses en común. No tiene ningún sentido fingir que te gustan sus mismos hobbys si en realidad no es así. Permanece atenta a todos los detalles en vuestras conversaciones porque te puede aportar mucha información de las cosas que le gusta hacer a tu chico.

Si te arreglas demasiado todos los días se lo pondrás bastante difícil a la hora de que pueda imaginar cuál será tu look en una fiesta o en una cita a solas. Puedes ir casual pero elegante a la misma vez. Que parezca que has tardado poco en arreglarte. tu chico pensará algo así, “si está así de guapa en la oficina, ¿cómo estará en una cita?