verano

¡El verano es la mejor estación del año para practicar sexo! Realmente, eso es lo que dice todo el mundo, pero depende mucho dónde lo hagas. En esta época del año, las vacaciones y el calor invitan a probar cosas nuevas. Solemos andar más ligeros de ropa y tiende a subir nuestra libido a golpe de ver cuerpazos en la playa. Pero con estas altas temperaturas no es aconsejable hacer el amor en cualquier lado. Te contamos alguno de los lugares más refrescantes para practicar sexo durante este verano.

Lo típico en verano, hacer el amor en la playa, en plena naturaleza o bajo el agua. Todas tiene pros y contras, pero sin duda probar cosas nuevas hará que conozcas mejor tu anatomía. Podrás conocer nuevas formas de placer y aumentarás la confianza con tu pareja.

Si practicas sexo bajo el agua, ejercitas tu cuerpo sin cansarte y puedes probar posturas que en la cama son impensables. Otra de las posibilidades de escenarios sexuales en verano puede ser un jacuzzi. El romanticismo de una playa con las olas al fondo o poder mirar a las estrellas desde una azotea son situaciones muy excitantes.

Otra opción de la que no hemos hablado para el verano es el coche. ¿Quiñen no hace largos viajes en sus vacaciones hasta llegar a su destino? Si viajas en pareja, puedes empezar las vacaciones de manera inmejorable con un poco de sexo en el coche. Las posturas son muy variadas y más cómodas de lo que parecen. Todo es echarle ganas y estacionar en algún sitio con un mínimo de encanto. A la luz de la luna en un acantilado también tiene su punto.

Innovar no tiene por qué ser hacer cosas que no te gustan. Simplemente tienes que buscar entre todas las opciones las que mejor se adaptan a ti. Y el verano te da opciones que otras estaciones del año no podrías. Puedes arriesgar con alguna postura nueva, sorprendiendo a tu pareja o lanzándote a la piscina literalmente. Déjate llevar, pero siempre y cuando sea algo con lo que tú y tu pareja os sintáis cómodos.