¿Has utilizado alguna vez la píldora del día después? ¿Sabes cómo se utiliza este anticonceptivo de urgencia? ¿Serías capaz de utilizarla si hubiera riesgo de embarazo? Según una encuesta reciente que ha presentado la Sociedad Española de Contracepción, prácticamente un 6% de las mujeres españolas en edad de tener hijos utilizaron esta píldora en el último año.

Sin embargo, a raíz de ese estudio han salido a la luz numerosas ideas erróneas acerca de la píldora postcoital. Cerca de la mitad de las mujeres que fueron consultadas contestaron que la píldora del día después es efectiva al cien por cien. La realidad no es esa. Su eficacia depende de numerosos factores que hay que tener en cuenta. Algunos como el tiempo que pasa desde que se tiene la relación sexual de riesgo y su administración.

Otro de los puntos que genera más confusión es si la píldora del día después es abortiva. Aunque desde el SEC y otros organismos médicos se asegura que su efecto es interceptivo y no abortivo. Pese a ello, el 29% de las personas sigue considerando que tiene poder para interrumpir el embarazo.

Seguro que tú también tienes muchas dudas. ¿Sabes si la píldora del día después hace efecto al tomarlo antes de la relación sexual? ¿Qué pasa si vomitas tras ingerirla? ¿Te protege del embarazo durante el resto del mes?

La píldora del día después es un anticonceptivo de emergencia. Por eso ésta sólo puede utilizarse cuando ha fallado el método contraceptivo habitual. La rotura del preservativo, la retención del preservativo son algunas de las razones mayoritarias que llevan a las mujeres a utilizarla. Como ya sabes, la eficacia de este método anticonceptivo es más baja que la de otros métodos. Además los expertos alertan que no garantizan la ausencia de efectos secundarios tras su uso repetido.

El perfil tipo de mujer que utiliza la píldora del día después es una mujer de 25 y 34 años, que vive en pareja y sin hijos. Su método habitual anticonceptivo es el preservativo. La prescripción anticipada de este anticonceptivo de día después funciona desde hace tiempo en algunos países de Europa.