hormonas sexuales

Diferentes en función del sexo, las hormonas sexuales entran en ebullición a partir de la adolescencia. son las responsables de las funciones de reproductoras, influyen con mayor o menor importancia en nuestra vida diaria. Las hormonas sexuales son las que diferencian un hombre de una mujer.

La secreción de las hormonas sexuales interviene en el momento de la adolescencia. Producida por los órganos sexuales. El cerebro es quién ordena su liberación en el organismo. Entonces, actúan como un mensajero encargado de transmitir las informaciones entre las células y regulan ciertas funciones. responsables también del desarrollo de los órganos reproductivos. También son el origen del desarrollo de los caracteres sexuales secundarios.

En la mujer, los estrógenos y progesterona son secretados por los ovarios. El aumento de su índice en la sangre comporta el desarrollo de la vellosidad, el crecimiento de los pechos y el ensanchamiento de las caderas. Las hormonas sexuales influyen en la construcción del esqueleto, el desarrollo del sistema cardiovascular y en el tejido adiposo.

En el hombre, las hormonas sexuales son los andrógenos y son producidos por los testículos. La testosterona hace crecer el vello, aumenta la masa muscular y el tamaño de los órganos sexuales y el cambio de voz.

Las hormonas sexuales femeninas son secretadas por turnos. En un esquema que se repite cada 28 días. Por eso se habla de ciclos. Los estrógenos se producen durante la primera mitad del ciclo. Permiten madurar al óvulo hasta su expulsión. Dilatan el cuello uterino, para facilitar el acceso a los espermatozoides. Después toma el relevo la progesterona. Prepara el utero para la implantación del útero fecundado. Mantiene cerrado el cuello del útero y asegura el desarrollo de las glándulas mamarias. si no hay fecundación, su índice cae. esto comporta la destrucción del encaje uterino. La menstruación.

A diferencia de las hormonas sexuales femeninas, la testosterona se produce de forma continua por los testículos. Responsable de la aparición de los caracteres sexuales secundarios. Es la reguladora de las funciones reproductoras del hombre, asegurando la producción de espermatozoides. La testosterona también es la hormona de la fuerza física. Llamada hormona esteroide, los deportistas la utilizan como dopaje para desarrollar su masa muscular.