Punto G

Los hombres también tienen Punto G, que es la glándula prostática y el perineo. La próstata es una glándula del tamaño de una nuez, que controla las erecciones, la eyaculación y los orgasmos. El perineo es el área entre el escroto y el ano. Parece que los hombres siempre están tratando e imaginar qué es lo que complace a las mujeres y qué las hace disfrutar del sexo. Pero nunca se preocupan de sus propios orgasmo y sus zonas erógenas. Siempre se está a tiempo de cambiar todo eso. Todos hemos oído hablar del famoso Punto G femenino. Y si bien se dice que técnicamente los hombres no tienen este punto, se sabe que un mensaje en la próstata puede volvernos locos de placer.

La primera recomendación es que hay que dejar fuera todos los prejuicios y connotaciones homosexuales que generalmente se adjudican al sexo anal en los hombres. Después de todo, disfrutar de la estimulación anal no es un indicador de la orientación sexual. Si te las has ingeniado para descubrir tu Punto G masculino o glándula prostática, permite a tu pareja que experimente esa área. Puede abrir una enorme gama de posibilidades eróticas. La glándula puede ser alcanzada insertando un dedo lubricado en el ano, o para los más osados, también juguetes sexuales. Masajear amablemente la glándula puede producir orgasmos explosivos en los hombres.

Cualquier mujer que quiera complacerte de la misma manera que tú la complaces, no tendrá ningún reparo en hacer lo que te gusta. Y recuerda que esto puede ser recíproco, porque hay mujeres que también aman la estimulación anal. La próstata es una glándula que tiene mucha terminación nerviosa. Por este motivo, este área se excita rápidamente, lo cual resulta muy a menudo en un intenso orgasmo. Ésta es una gran oportunidad para que tu pareja te demuestre su aprecio. Es una manera recíproca de disfrutar todo lo que de una manera u otra hacéis los dos en la cama. Esto te permitirá tener un rol receptivo en el sexo. Estimular el Punto G masculino es algo que muchos hombres encuentran muy placentero y absolutamente delicioso.