bolas chinas

Cualquier mujer adulta que se encuentre sana y con un mínimo de fuerza en sus músculos de suelo pélvico podría usar unas bolas chinas. Como terapia preventiva antes de que aparezcan los primeros síntomas de disfunciones en aquellas mujeres sanas que quieren fortalecer su suelo pélvico porque se encuentren o vayan a entrar en un grupo de riesgo. Las bolas chinas pueden ser usadas en estos casos:

Ante la planificación de un embarazo. Mujeres con sobrepeso u obesidad. Estreñimiento crónico.

También las bolas chinas se usan como terapia de mejoría de los siguientes síntomas y siempre que se haya consultado previamente con un especialista:

Incontinencia urinaria de esfuerzo. Fortalecimiento del suelo pélvico tras un embarazo, después de superar la cuarentena. Tratamiento de disfunciones sexuales provocadas por la debilidad de los músculos del suelo pélvico.

Las bolas chinas no están recomendadas utilizarlas durante el embarazo. Tampoco están recomendadas durante la cuarentena. Durante la menstruación junto a los tampones y durante las relaciones sexuales durante la penetración.

Puedes comenzar utilizando una bola más grande de poco peso y seguir con otra bola de igual tamaño pero más peso. Luego dos bolas, otras más pequeñas y más pesadas, hasta terminar las posibilidades que te ofrezca el pack que hayas adquirido. Las bolas chinas deberán quedar insertadas aproximadamente en el sitio donde pondrías el tampón. Procura que el cordón sobresalga ligeramente de la vagina para facilitar su extracción.

Para facilitar la inserción de las bolas chinas puedes utilizar también el gel hidratante Intimina que no es exactamente un lubricante. Pero que al ser un hidratante evita que queden demasiado resbaladizas y no se mantengan en su sitio. Una vez colocadas, sólo tienes que ponerte de pie y comenzar a andar y a moverte. La gravedad y tus músculos harán todo el trabajo.

Debemos tener en cuenta que las bolas chinas se usan en las vaginas, con lo cual, la higiene es fundamental. Basta un poco de agua tibia y jabón neutro antes y después de su uso. Evita el uso de sustancias con alcohol para limpiarlas. En cualquier caso, lee detenidamente las recomendaciones que cada fabricante hace respecto de sus productos.