¿Con qué hombres practicamos un ménage à trois? Con tu pareja y un invitado o compañero casi desconocido. Si es tu pareja la que propone a alguien, debes ver si prefieres que este sea un amigo cercano o no. Si los hombres no se conoces mucho, seguramente se permitirán menos cosas. Queda antes con la persona en cuestión para hablar con él y con tu pareja. Será beneficioso para las todas las partes. Si no los ves claro en la conversación, no te fuerces a hacer algo en los que no te encuentras segura.

Con dos hombres que forman parte, o no, del mismo círculo de amigos, sin ningún vínculo amoroso entre ninguno de los dos. el trío puede estar formado por cualquier persona en el marco de una noche. Si crees que estarás más cómoda con un amigo cercano, reflexiona sobre las posibles consecuencias. La relación entre vosotros dejará de ser la misma. No dudes en hablar de ellos y pedir consejo a laguna persona que haya tenido una experiencia similar. Pero cuidado, tanto si conoces como si no a la persona. Una relación sexual de tres personas siempre conlleva riesgos.

La solidez de tu pareja es un criterio mayor. Es esencial mantener complicidad entre tu pareja y tú. No olvides que el objetivo es que disfrutéis los dos. Si te cuesta hablar de sexo con él, primero tienes que trabajar ese aspecto de la relación antes de hacer prácticas diferentes junto a él. Para la mayoría de los hombres, la idea de compartir a su pareja es difícil de concebir. Por lo que tienes que tener en cuenta la dimensión homosexual que puede generar el encuentro. La posible visión como un adversario potencial, sobre todo en función del tamaño de su pene. si crees que tu pareja no está lo suficientemente consolidada, siempre puedes probar con nuevas y excitantes ideas que os impliquen a los dos solos. Por ejemplo, algo de dominación y sumisión, una fantasía que la gente cada vez sigue más.

Hacer el amor con dos hombres puede ser excitante porque multiplicar el placer. Porque reaviva la llama del deseo en el seno de la pareja. tu hombre te deseará todavía más al verte excitada por otro. Esta excitación puede provocar uno de los mayores orgasmos que puedas experimentar.