sexo

El miércoles puede ser un buen día para el sexo oral. Una vez que comienzas con esta práctica sexual, ya no puedes parar de hacerlo. Pasa muy a menudo. el truco para dar lo mejor de si mismo a la hora de practicarlo está en los detalles mínimos, que siempre marcan la diferencia. Si quieres impresionar con una gran felación, prueba con la técnica del sacacorchos. Este ejercicio consiste en hacer círculos con la lengua en la cabeza del pene, mientras con las manos lo acaricias. Recuerda no centrarte sólo en un sólo área. Si lo que quieres hacer es buen cunilingus, recuerda que las partes de alrededor también excitan mucho a tu chica. La suavidad y la delicadeza al acariciar sus muslos y su vientre la pueden hacer llegar al éxtasis. Explorar e innovar en el sexo es primordial para no caer en la rutina.

La confianza es importante para tener buen sexo. El jueves puede ser un buen día para llevar las riendas de la situación y controlar todo. Si siempre esperas que tu pareja de el primer paso puede llegar un momento en el que no lo haga. El poder es una de las armas de seducción más atrayentes, por eso si empiezas a llevar tú la voz cantante tu pareja se volverá loco.

El intercambio de roles puede ser atrevido. No acomodarse con una actitud en la cama es otra de las claves para conseguir un sexo mucho mejor. No te decimos que dejes de realizar ese movimiento que más te gusta, pero en la variedad está el éxito. Hacer el amor en sitios donde habitualmente no lo hacéis. Esto hará que la lívido aparezca con más intensidad. Tu fantasía es hacerlo en el parque, o en el ascensor. Díselo a tu pareja. Cualquier novedad que propongas puede ser bienvenida y a tu pareja le encantará.

El viernes puede ser el día de practicar sexo más psicológico. Te aseguramos que el placer aumentará. Los sexólogos descubrieron hace ya algunos años que la placer sexual involucra tanto a la parte más física de nuestra composición como a la mental. El cerebro es una de las zonas erógenas más potentes de nuestra fisiología.