sexo oral

Para que el sexo oral se convierta en un verdadero placer, es indispensable que se cumplan algunas condiciones. Las zonas sexuales transpiran más que el resto del cuerpo. Para evitar que la transpiración se convierta en un olor extremadamente fuerte, es importante lavarse todos los días. Sobre todo antes de mantener relaciones sexuales. No recomendamos utilizar los desodorantes íntimos a la americana. Cuando el sexo de tu pareja huele a chicle es posible que no te excite lo más mínimo. Si temes que la higiene no es la más apropiada para el momento, lo mejor es comenzar con una romántica ducha en pareja. Si a tu boca le apetece practicar sexo oral, ¡perfecto! Pero nunca se debe sentir obligada, jamás se debe hacer algo de los que no se está completamente convencido. De la misma manera, que tampoco has de pedirle que haga algo que le repulse.

El mayor placer es sentirse libre. Cuando se vive en pareja hay que tratar siempre de dar y de recibir. Si el intercambio se produce sistemáticamente en el mismo sentido, corres el riesgo de llegar a un punto sin salida. Intercambiar los roles, ser activos y luego pasivos, puede ser divertido. Para practicar sexo oral lo mejor es la depilación. Aunque más dolorosa, deja la piel más suave. También algún granito. No recomendamos el afeitado. Después del afeitado pincha rápidamente, algo nada práctico cuando tu pareja posa la boca en este lugar.

Las sensaciones que provoca la boca en el cuerpo de una mujer son múltiples. Las caricias pueden afectar a muchas zonas sensibles.

El clítoris es el único órgano del cuerpo cuya única función es la de procurar placer. Es por lo tanto, el blanco ideal para practicar sexo oral, si lo que pretendemos es llegar hasta el fondo del placer. Su sensibilidad varía mucho dependiendo de cada mujer. Algunas prefieren las estimulaciones marcadas, otras más suaves y otras prefieren las caricias indirectas alrededor del clítoris. Una zona bastante desconocida es la raíz del clítoris. Está en la parte delantera del hueso del pubis, una estimulación muy marcada en este lugar también puede conducir al orgasmo.