sexo oral

Los labios pequeños se inflan cuando la mujer está excitada, forman una especie de embudo a la entrada de la vagina. Si están hinchados, significa que contienen cuerpos eréctiles y que son órganos sexuales. Sin embargo sobre ellos se practica menos sexo oral. Estos labios procuran un placer infinitamente más sexual. La boca practica sexo oral en la apertura de la vagina, la lengua se desliza por ella algunos centímetros. Esto es insuficiente para provocar placer. Las zonas más erógenas de la vagina están situadas cerca de su entrada, la cual es muy móvil. Puede abrirse y cerrarse, autorizar la entrada o prohibirla. Todo es un juego posible, un juego muy íntimo.

Estimular los pezones con sexo oral, mamarlos como haría un bebé es muy excitante para la mayoría de las mujeres. Las que no sienten nada significa que no se lo han tomado en serio lo suficiente. Al mamar o chupar los pezones se provoca una secreción, la ocitocina, la hormona del orgasmo. Por lo que realmente es importante insistir un poco.

El sexo oral en el interior de los muslos provoca una verdadera ola de sensaciones. Las mujeres prefieren las caricias centrífugas, es decir, las que partes de la periferia para llegar hasta el blanco. comenzar por los muslos para llegar al sexo es una buena trayectoria. Acariciar, mordisquear, lamer el interior de los muslos para llegar hasta la zona sexual hace aumentar de forma progresiva la excitación y la tensión. Pueden ser unos perfectos preliminares.

Por detrás de la vulva, entre la entrada de la vagina y la del ano se encuentra una zona de piel. Bastante olvidada por el sexo oral. Sin embargo bastante agradecida cuando se ocupan de él, que se la bese, se le acaricie. El perineo. Bastante menos sensible que el clítoris,la zona próxima del ano puede revelarse extremadamente erógena en algunas mujeres. Se debe ir de menos a más. Pasando primero por las zonas menos sensibles para terminar en las que más sensibilidad tienen. De esta forma conseguirás que la excitación aumente y llegue a los más alto. Después de esto todo está en tu boca.