suelo pelvico

Durante mucho tiempo, el suelo pélvico ha sufrido un intento continuado de desprestigio propio de las campañas políticas más sucias. Afortunadamente, con el paso de los años y gracias a momentos tan míticos como el brunch en el que Samntha comparte con el resto de chicas de la serie Sexo en Nueva York. Lo importante que es tener en forma el suelo pélvico para gozar mucho más en la cama. Los clichés que giran en torno a este grupo muscular están desapareciendo y ejercicios como los de Kegel empiezan a sonar menos a chino entre las chicas españolas.

Para muchas mujeres el suelo pélvico es un desconocido. sin embargo, debe convertirse en una gran amigo. Estamos hablando de la estructura anatómica compuesta por los músculos, ligamentos y huesos que soporta el peso de todo el contenido abdominal y sostiene la vejiga y el recto. En las mujeres también aguanta el útero. Desempeña un papel fundamental en la sujeción de órganos, la sexualidad, la postura y el parto. No basta con acordarse de esta zona cuando se es madre o con la incontinencia urinaria. Está formado por tres planos y una debilidad en cualquiera de ellos puede provocar problemas. Problemas sexuales, de incontinencia, pasando por prolapsos e incluso dolores de espaldas.

Es muy importante la labor del suelo pélvico a la hora de tener un orgasmo. Las contracciones rítimicas de la pelvis favorecen el flujo sanguíneo en la zona genital mejorando la sensibilidad vaginal y del clítoris. Con cada convulsión, no solo aumenta la presión de la sangre a través de todo el clítoris. También se produce un acercamiento de la parte interior de la vagina hacia el clítoris. Recuerda, este botón mágico es mucho más que el glande que se ve a simple vista. Se extiende por dentro en un cuerpo cavernoso y se divide en dos raíces.

Estar sentada durante todo el día es pésimo. Se debe a que con el paso de las horas tu postura es la silla se va desarmando, vas inclinando la pelvis hacia atrás y acabas apoyando el peso sobre el coxis. Esto puede derivar en un acortamiento progresivo del suelo pélvico.

El pene es uno de los mejores entrenadores de suelo pélvico que existen. Juega con tu pareja. realiza contracciones en la cama, “aprétale”, “presiónale”. Los orgasmos pasarán a otra dimensión.