pechos

Acostumbradas las mujeres a escuchar expresiones coloquiales como”vaya par de melones” o refranes que aluden a la importancia del tamaño de los senos. A ellas no les sorprende demasiado conocer que la forma y apariencia de los pechos influyen tanto en ellos como en ellas. A nivel sociológico y psicológico el tamaño de los pechos si importa. Además, puede derivar en importantes problemas y desequilibrios mentales en las mujeres. Más que el mayor o menor volumen, una investigación ha descubierto que lo que más afecta a las mujeres es que ambos senos sean iguales.

Estamos hablando del primer estudio que se centra en analizar la relación entre la apariencia de los pechos y el bienestar social de las mujeres. Los investigadores destacaron el fuerte impacto negativo que puede tener el tamaño de los senos en su salud mental. Puede afectar a la autoestima y a los comportamientos sociales de las mujeres con senos operados asimétricos.

El equipo de doctor Brian Labow, director de la investigación, analizó a un grupo de jóvenes entre 12 y 21 años. Observó como influía la apariencia de sus pechos en su estado mental y comportamientos sociales. Entre la muestra se encontraba un porcentaje similar de mujeres con senos normales y otras con una mama más grandes que ala otra o macromastia.

Los resultados demostraron que aquellas mujeres con pechos asimétricos tenían la autoestima más baja y mostraban peor bienestar emocional. No sólo eso, además encontraron que muchas de ellas padecían trastornos en la alimentación y problemas para interactuar en sociedad. No hablan de asimetrías extremas. El impacto es igualmente perjudicial en las féminas con diferencias leves en el tamaño de sus senos.

De la misma forma ocurría con aquellas jóvenes con pechos demasiado grandes. Su salud mental se veía afectada de forma similar por tener unos senos dentro de lo que comúnmente se consideraría anormal. El 99% de las mujeres tienen las mamas de diferente tamaño. Los investigadores encontraron casos en los que esta asimetría es algo más visible. Entonces es necesario tomar medidas. El objetivo es evitar trastornos mentales y de comportamiento en las jóvenes.

Aunque en el caso de las adolescentes con pechos de diferentes tamaños la cirugía puede tener beneficios emocionales, es fundamental el apoyo y comprensión familiar. También la aceptación social. Habría que hacer un esfuerzo colectivo por que no se convierta en un problema de salud sino en algo socialmente normalizado.