metodos anticonceptivos

A la hora de cuidarse en el ámbito sexual, la mayor parte de las veces hablamos de los métodos anticonceptivos femeninos. Dejamos de lado que el hombre también debe protegerse a la hora de practicar sexo. Para ir más allá en el tema y romper con el mito de que los hombres no deben cuidarse en esa área, el profesor de psicología de la Universidad Estatal de Iowa, Zlatan Krizan, quiso indagar en el tema. Publicó en un estudio reciente en la revista cinetífica American Psychologist. En dicha investigación el profesor destaca las similitudes entre los hombres y las mujeres ante las circunstancias. Desde la toma de riesgos, hasta el estrés laboral y valores morales que influyen en el momento de tener una relación sexual. También afirma que somos biológicamente muy parecidos. Por suerte para ambos géneros, existen una gran variedad de anticonceptivos.

El objetivo es que ambos puedan ejercer su sexualidad de una forma responsable, segura y plena. Evitando así posibles embarazos no deseados e infecciones de transmisión sexual que lleguen a perjudicar su salud. Elaboró un listado con los cuatro métodos anticonceptivos disponibles para los hombres que actualmente existen.

La hormona inyectable es uno de los mejores métodos anticonceptivos. Capaz de prevenir cualquier episodio de riesgo. Van desde las que combinan varios tipos de testosterona hasta las que las fusionan con progestina. Se puede inyectar de manera semanal , mensual o trimestral.

La píldora uno de los métodos anticonceptivos más novedosos. Su misión es disminuir la concentración de espermatozoides a menos de 1 millón por litro. Alcanza una efectividad del 95%.

La vasectomía es uno de los métodos anticonceptivos permanentes. Se puede realizar en los diferentes centros médicos a pacientes sanos o en quirófano a quienes tengan una enfermedad compleja. Esta operación consiste en la ligadura y corte de los conductos que llevan los espermatozoides al pene. Los resultados de esta técnica no son inmediatos. Se recomienda utilizar otros métodos por lo menos durante 3 meses después de la operación.

Finalmente, el condón el más conocido y más utilizado de todos los métodos anticonceptivos. Compuesto por látex, es elástico y lubricado. Se debe utilizar desde el inicio de la penetración hasta terminar con la eyaculación. Este es un método que se conoce también como “de barrera” y tiene la función de proteger contra infecciones de transmisión sexual.