sexo seguro

Con motivo de la celebración del Día Mundial de la Lucha contra el SIDA, celebrado el 1 de diciembre, hay que concienciarnos de que debemos formar parte del camino hacia la curación y la prevención. En la actualidad no existen fármacos o vacunas que puedan destruir completamente el virus. Vamos a contar cuál es la mejor forma de prevenir ETS y cómo disfrutar de un sexo seguro y responsable. El sexo, ¿se hace?, ¿se siente?, ¿se disfruta? No es fácil responder. Todos pensamos en el acto físico de copular con otra persona. Pero no sólo está implícito lo físico, también es un hecho en el que se expresan emociones. De hecho cuando practicamos sexo, no siempre sentimos lo mismo. Pero no a todos nos gusta las mismas posiciones, las mismas cosas o la misma intensidad. Por eso el sexo seguro es imprescindible para que todo sea perfecto.

sexo seguro

sexo seguro

 

No debemos limitar la definición de sexualidad al acto sexual. Sexualidad es una caricia, una sonrisa, una mirada y por supuesto la consumación del sexo. Y aunque se tenga sexo sin amor, este siempre va a implicar una serie de emociones en torno al acto. Cuando se mantienen relaciones se busca dar o recibir. El objetivo es satisfacer una necesidad fisiológica. Por eso de una manera o de otra el sexo siempre debe ser seguro.

Las ETS son infecciones que se contagian por contacto sexual sin protección con una persona contagiada. Estas son causadas por hongos, parásitos, bacterias o virus. Las puede contraer cualuqier persona que sea activa sexualmente y no practique sexo seguro. Afecta a hombres y mujeres, sin importar edad o condición. Algunas infecciones pueden provocar, daños irreversibles a lo largo de los años. Esterilidad, cáncer en los órganos sexuales y hasta la muerte.

Los síntomas son muy variables. No se tiene ningún síntoma inicial por ello puede pasar desapercibida una infección. La única y absoluta manera de evitar contangios es abstenerse de practicar sexo. Practicar sexo es muy beneficioso tanto para tu organismo como para tu mente. Es importante utilizar métodos anticonceptivos de barrera para lograr reducir el riesgo de contagio de ETS. En los tiempos que corren el sexo seguro es un deber, no una opción.